Noticias Recientes
El acoso escolar daña la salud física y mental a largo plazo PDF Imprimir E-mail
Martes, 18 de Febrero de 2014 09:42

El acoso escolar daña la salud física y mental a largo plazo
El «bullying» tiene un impacto severo sobre la salud del niño ya que sus efectos negativos se pueden acumular y empeorar con el tiempo.
Las secuelas del acoso escolar o «bullying» se prolongan durante la vida de la persona acosada. Y, cuanto más largo y peor haya sido ese acoso, más grave y duradero será el impacto en la salud de un niño, asegura un estudio del Hospital Infantil de Boston, EE.UU. que se publica «Pediatrics».
«Nuestra investigación muestra que el acoso escolar a largo plazo tiene un impacto severo sobre la salud del niño y que sus efectos negativos se pueden acumular y empeorar con el tiempo», afirma Laura Bogart. En su opinión, los datos refuerzan la idea de que se necesita una mayor intervención sobre este tipo de acoso infantil en las escuelas «porque –sostiene- cuanto antes evitemos el ‘bullinyg’, menos probable será que su efecto sea duradero y que deteriore su salud futura».
El equipo de Bogart ha analizado los datos de 4.297 niños y adolescentes. Los investigadores entrevistaron a los niños periódicamente acerca de su salud mental y física y sus experiencia con el acoso escolar.
Mental y física
Así, comprobaron que el acoso a cualquier edad se asociaba con un deterioro de la salud mental y física, un aumento de los síntomas depresivos y una baja autoestima. Aquellos niños que había sido acosados de forma crónica en el colegio también reconocieron mayores dificultades para llevar a cabo actividades físicas como caminar, correr o determinados deportes. La peor situación era para aquellos que habían sufrido acoso en el pasado, pero que seguían padeciéndolo en el momento del estudio.
Según los autores, el estudio refuerza la importancia de la intervención temprana para detener la intimidación y, además, para tomar conciencia de la necesidad de intervenir de nuevo, incluso si la intimidación no es permanente, con el objetivo de hacer frente a los efectos persistentes.
«Cuando se habla de acoso escolar y de sus soluciones es imposible generalizar: no hay una ‘talla única’», señala la investigadora. Sin embargo, reconoce que «si ponemos ante los maestros, padres y médicos las mejores prácticas basadas en la evidencia se podría ayudar mejor a los que trabajan para ayudar a los niños a hacer frente a este grave problema y disminuir el daño a alargo plazo que causa».

El «bullying» tiene un impacto severo sobre la salud del niño ya que sus efectos negativos se pueden acumular y empeorar con el tiempo.

 

Las secuelas del acoso escolar o «bullying» se prolongan durante la vida de la persona acosada. Y, cuanto más largo y peor haya sido ese acoso, más grave y duradero será el impacto en la salud de un niño, asegura un estudio del Hospital Infantil de Boston, EE.UU. que se publica «Pediatrics».

 

«Nuestra investigación muestra que el acoso escolar a largo plazo tiene un impacto severo sobre la salud del niño y que sus efectos negativos se pueden acumular y empeorar con el tiempo», afirma Laura Bogart. En su opinión, los datos refuerzan la idea de que se necesita una mayor intervención sobre este tipo de acoso infantil en las escuelas «porque –sostiene- cuanto antes evitemos el ‘bullinyg’, menos probable será que su efecto sea duradero y que deteriore su salud futura».

 

El equipo de Bogart ha analizado los datos de 4.297 niños y adolescentes. Los investigadores entrevistaron a los niños periódicamente acerca de su salud mental y física y sus experiencia con el acoso escolar.

 

Mental y física

 

Así, comprobaron que el acoso a cualquier edad se asociaba con un deterioro de la salud mental y física, un aumento de los síntomas depresivos y una baja autoestima. Aquellos niños que había sido acosados de forma crónica en el colegio también reconocieron mayores dificultades para llevar a cabo actividades físicas como caminar, correr o determinados deportes. La peor situación era para aquellos que habían sufrido acoso en el pasado, pero que seguían padeciéndolo en el momento del estudio.

 

Según los autores, el estudio refuerza la importancia de la intervención temprana para detener la intimidación y, además, para tomar conciencia de la necesidad de intervenir de nuevo, incluso si la intimidación no es permanente, con el objetivo de hacer frente a los efectos persistentes.

 

«Cuando se habla de acoso escolar y de sus soluciones es imposible generalizar: no hay una ‘talla única’», señala la investigadora. Sin embargo, reconoce que «si ponemos ante los maestros, padres y médicos las mejores prácticas basadas en la evidencia se podría ayudar mejor a los que trabajan para ayudar a los niños a hacer frente a este grave problema y disminuir el daño a alargo plazo que causa».

 

Fuente: ABC

 
10 consejos de SEGURIDAD en Internet para PADRES (Fundación ANAR) PDF Imprimir E-mail
Jueves, 13 de Febrero de 2014 12:37

10 consejos de SEGURIDAD en Internet para PADRES
Como padres de adolescentes nos preocupan los peligros de las redes sociales. Mientras nuestros hijos son unos nativos digitales, nosotros prácticamente acabamos de llegar al mundo de las nuevas tecnologías, somos unos inmigrantes digitales.
A veces estamos desorientados, perdidos, no sabemos cómo protegerles y tendemos a prohibir.  Debemos entender que las redes sociales se han convertido en un escenario de socialización muy importante para nuestros hijos, en el que desarrollan muchas habilidades y aprenden a relacionarse con los demás. Es importante conocer cómo funciona internet, las redes sociales y los peligros que se pueden encontrar para crear un espacio seguro donde nuestros hijos puedan fomentar capacidades que le permitan establecer vínculos con sus iguales.
Hablar con ellos, aconsejarles, educar en el respeto y advertir de los riesgos son la clave para que éstos puedan navegar con tranquilidad.
Aquí os dejamos algunas cuestiones que debéis conocer:
1. Conecta con tus hijos.
El mundo cibernético es un espacio que al igual que el real requiere de un acompañamiento por parte de los padres. Nos preocupamos y ocupamos de que nuestros hijos salgan con los amigos en un escenario seguro y saludable. Nuestros hijos necesitan ese mismo cuidado en el mundo de las nuevas tecnologías. Como adultos responsables debemos conocer internet y hablar con nuestros hijos sobre la seguridad en la red.
2. Con wi-fi hasta en la nevera.
Hoy en día son muchos los dispositivos que utilizan nuestros hijos: teléfonos móviles inteligentes (smartphones), tablets, ordenadores, portátiles y consolas. Todos ellos tienen conexión a internet y deben estar protegidos. Instala un sistema de filtro, bloqueo y software de control apropiado para su edad en todos los dispositivos habilitados para Internet.
3. ¿Sabemos con quién se relacionan nuestros hijos?
Como padres nos interesa conocer con quiénes salen nuestros hijos, qué tipo de compañía tienen, etcétera. En la mayoría de casos conocemos sus amistades personalmente, pero los adolescentes se relacionan además con un alto porcentaje de amigos a través de la red. Es necesario que nos mantengamos involucrados en el mundo on-line de nuestros hijos/as, interesándonos por los sitios webs que visitan y las personas con las que se comunican. Es necesario establecer normas y límites en el uso de las nuevas tecnologías, por ejemplo: en qué momentos del día pueden utilizarlas, cuánto tiempo pueden estar conectados, qué uso hacer de ellas etcétera.
4.¡Ponte al día!
Internet está en un proceso de cambio constante. Cada día salen al mercado nuevas aplicaciones, nuevas redes sociales, nuevos espacios y sitios de internet etcétera. Es necesario que los padres nos familiaricemos con los que utilizan nuestros hijos, sepamos cómo funcionan, por qué le interesan y si son adecuadas para su edad.
5. Privacidad.
Para prevenirles de peligros y situaciones difíciles, una de las normas de oro que siempre debemos darles es que nunca deben dar información personal en línea. Por ejemplo, información detallada sobre su ubicación actual, domicilio, número de teléfono, cuentas bancarias, fotos familiares, etc. Mantener nuestra privacidad y seguridad es indispensable para relacionarnos en un entorno seguro.
6. En internet no todo el mundo es quien dice ser.
Para cuidar a nuestros hijos debemos explicarles que únicamente deben aceptar solicitudes de amistad de personas a las que realmente conozcan. Nunca han de quedar con alguien que hayan conocido a través de internet sin hablar primero con nosotros.
7. Violencia de Género 2.0.
Las formas de control se adaptan a las nuevas tecnologías. Los adolescentes que ejercen violencia de género ven en las redes sociales un riesgo de perder el dominio sobre sus parejas, por ello utilizan las nuevas tecnologías como medio para seguir ejerciendo control, poder, amenazas y malos tratos. Por ejemplo: limitar los amigos que la pareja tiene en el Tuenti o en el whatsApp, utilizar fotos comprometidas como modo de extorsión para que su pareja no rompa la relación, usar aplicaciones que permiten detectar su ubicación exacta en cada momento etcétera. Nuestros hijos necesitan que les ayudemos a discriminar las relaciones saludables de otras que son dañinas, por eso debemos aconsejarles que no compartan con sus parejas las contraseñas y que no permitan que se ejerza un control sobre sus contactos.
8. ¿Qué comparten en la red?
A veces los adolescentes no son conscientes de las consecuencias que puede tener publicar material inapropiado en la red. Es necesario que se sientan acompañados y ayudados en una toma de decisiones responsable y segura en cuanto a las publicaciones que realizan. En ocasiones necesitan discriminar qué contenido y en qué situación puede traer aparejadas consecuencias negativas. Debemos ayudarles a pensar qué cosas pueden compartir y cuáles entrañan un peligro porque puede hacerse un uso indebido, malinterpretarse o sacarse de contexto.  Es necesario que tomen conciencia de que lo que se publica en la red deja de pertenecerles y pierden el control sobre ello.
9. Sexting, grooming, y demás peligros en la red.
Como padres y adultos de referencia importantes para ellos, debemos estar informados sobre los posibles peligros a los que se puedan enfrentar nuestros hijos (por ejemplo, acoso cibernético, sexting, grooming, etc.) y hablar esto con ellos. En el caso de que se encuentren inmersos en alguna de estas situaciones se le deberá advertir que no borre nada para posibilitar que pueda ser investigado posteriormente. Las redes sociales tienen un botón de denuncia, además de acudir al organismo pertinente. Debemos advertir a nuestros hijos que ante la menor duda de que estén siendo acosados no sigan respondiendo a los mensajes y bloqueen a dicha persona para que no se ponga en contacto de nuevo.
10. ¡Llama al Teléfono ANAR!
Debemos asegurarnos de que nuestros hijos tienen toda la información necesaria y que saben cómo actuar y a quién recurrir en caso de que alguien los acose. Si tu hijo necesita nuestra ayuda, puede llamar al Teléfono de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo 900 20 20 10.  Si como padre, tienes alguna duda sobre cómo proteger y ayudar a tu hijo, tú también puedes llamarnos al Teléfono ANAR de del Adulto y  la Familia 600 50 51 52.
¿Y tú?, ¿Cómo actúas en Internet con tus hij@s?

10 consejos de SEGURIDAD en Internet para PADRES

 

Como padres de adolescentes nos preocupan los peligros de las redes sociales. Mientras nuestros hijos son unos nativos digitales, nosotros prácticamente acabamos de llegar al mundo de las nuevas tecnologías, somos unos inmigrantes digitales.

 

A veces estamos desorientados, perdidos, no sabemos cómo protegerles y tendemos a prohibir.  Debemos entender que las redes sociales se han convertido en un escenario de socialización muy importante para nuestros hijos, en el que desarrollan muchas habilidades y aprenden a relacionarse con los demás. Es importante conocer cómo funciona internet, las redes sociales y los peligros que se pueden encontrar para crear un espacio seguro donde nuestros hijos puedan fomentar capacidades que le permitan establecer vínculos con sus iguales.

 

Hablar con ellos, aconsejarles, educar en el respeto y advertir de los riesgos son la clave para que éstos puedan navegar con tranquilidad.

 

Aquí os dejamos algunas cuestiones que debéis conocer:

 

1. Conecta con tus hijos.

 

El mundo cibernético es un espacio que al igual que el real requiere de un acompañamiento por parte de los padres. Nos preocupamos y ocupamos de que nuestros hijos salgan con los amigos en un escenario seguro y saludable. Nuestros hijos necesitan ese mismo cuidado en el mundo de las nuevas tecnologías. Como adultos responsables debemos conocer internet y hablar con nuestros hijos sobre la seguridad en la red.

 

2. Con wi-fi hasta en la nevera.

 

Hoy en día son muchos los dispositivos que utilizan nuestros hijos: teléfonos móviles inteligentes (smartphones), tablets, ordenadores, portátiles y consolas. Todos ellos tienen conexión a internet y deben estar protegidos. Instala un sistema de filtro, bloqueo y software de control apropiado para su edad en todos los dispositivos habilitados para Internet.

 

3. ¿Sabemos con quién se relacionan nuestros hijos?

 

Como padres nos interesa conocer con quiénes salen nuestros hijos, qué tipo de compañía tienen, etcétera. En la mayoría de casos conocemos sus amistades personalmente, pero los adolescentes se relacionan además con un alto porcentaje de amigos a través de la red. Es necesario que nos mantengamos involucrados en el mundo on-line de nuestros hijos/as, interesándonos por los sitios webs que visitan y las personas con las que se comunican. Es necesario establecer normas y límites en el uso de las nuevas tecnologías, por ejemplo: en qué momentos del día pueden utilizarlas, cuánto tiempo pueden estar conectados, qué uso hacer de ellas etcétera.

 

4.¡Ponte al día!

 

Internet está en un proceso de cambio constante. Cada día salen al mercado nuevas aplicaciones, nuevas redes sociales, nuevos espacios y sitios de internet etcétera. Es necesario que los padres nos familiaricemos con los que utilizan nuestros hijos, sepamos cómo funcionan, por qué le interesan y si son adecuadas para su edad.

 

5. Privacidad.

 

Para prevenirles de peligros y situaciones difíciles, una de las normas de oro que siempre debemos darles es que nunca deben dar información personal en línea. Por ejemplo, información detallada sobre su ubicación actual, domicilio, número de teléfono, cuentas bancarias, fotos familiares, etc. Mantener nuestra privacidad y seguridad es indispensable para relacionarnos en un entorno seguro.

 

6. En internet no todo el mundo es quien dice ser.

 

Para cuidar a nuestros hijos debemos explicarles que únicamente deben aceptar solicitudes de amistad de personas a las que realmente conozcan. Nunca han de quedar con alguien que hayan conocido a través de internet sin hablar primero con nosotros.

 

7. Violencia de Género 2.0.

 

Las formas de control se adaptan a las nuevas tecnologías. Los adolescentes que ejercen violencia de género ven en las redes sociales un riesgo de perder el dominio sobre sus parejas, por ello utilizan las nuevas tecnologías como medio para seguir ejerciendo control, poder, amenazas y malos tratos. Por ejemplo: limitar los amigos que la pareja tiene en el Tuenti o en el whatsApp, utilizar fotos comprometidas como modo de extorsión para que su pareja no rompa la relación, usar aplicaciones que permiten detectar su ubicación exacta en cada momento etcétera. Nuestros hijos necesitan que les ayudemos a discriminar las relaciones saludables de otras que son dañinas, por eso debemos aconsejarles que no compartan con sus parejas las contraseñas y que no permitan que se ejerza un control sobre sus contactos.

 

8. ¿Qué comparten en la red?

 

A veces los adolescentes no son conscientes de las consecuencias que puede tener publicar material inapropiado en la red. Es necesario que se sientan acompañados y ayudados en una toma de decisiones responsable y segura en cuanto a las publicaciones que realizan. En ocasiones necesitan discriminar qué contenido y en qué situación puede traer aparejadas consecuencias negativas. Debemos ayudarles a pensar qué cosas pueden compartir y cuáles entrañan un peligro porque puede hacerse un uso indebido, malinterpretarse o sacarse de contexto.  Es necesario que tomen conciencia de que lo que se publica en la red deja de pertenecerles y pierden el control sobre ello.

 

9. Sexting, grooming, y demás peligros en la red.

 

Como padres y adultos de referencia importantes para ellos, debemos estar informados sobre los posibles peligros a los que se puedan enfrentar nuestros hijos (por ejemplo, acoso cibernético, sexting, grooming, etc.) y hablar esto con ellos. En el caso de que se encuentren inmersos en alguna de estas situaciones se le deberá advertir que no borre nada para posibilitar que pueda ser investigado posteriormente. Las redes sociales tienen un botón de denuncia, además de acudir al organismo pertinente. Debemos advertir a nuestros hijos que ante la menor duda de que estén siendo acosados no sigan respondiendo a los mensajes y bloqueen a dicha persona para que no se ponga en contacto de nuevo.

 

10. ¡Llama al Teléfono ANAR!

 

Debemos asegurarnos de que nuestros hijos tienen toda la información necesaria y que saben cómo actuar y a quién recurrir en caso de que alguien los acose. Si tu hijo necesita nuestra ayuda, puede llamar al Teléfono de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo 900 20 20 10.  Si como padre, tienes alguna duda sobre cómo proteger y ayudar a tu hijo, tú también puedes llamarnos al Teléfono ANAR de del Adulto y  la Familia 600 50 51 52.

 

¿Y tú?, ¿Cómo actúas en Internet con tus hij@s?

 

Fuente: Blog de la Fundación ANAR.

 
12 de febrero, Día Internacional contra la Utilización de Menores Soldados. PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 12 de Febrero de 2014 21:50

“Yo soy solo un niño, pero sé lo que es un conflicto. Fui parte de él”

 

Conflictos como el de República Centroafricana o Sudán del Sur han puesto en primera línea el drama del reclutamiento de niños como soldado. Pero no son los únicos. Según datos de Naciones Unidas, Afganistán, Chad, Colombia, Costa de Marfil, Filipinas, India, Iraq, Líbano, Libia, Mali, Myanmar, Pakistán, República Democrática de Congo, Sudán, Siria, Tailandia y Yemen siguen reclutando niños y niñas soldados.


Aunque es difícil conocer las cifras exactas, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia estima que sólo en República Centroafricana, el número de niños que están siendo utilizados como soldados puede llegar a los 6.000. Según Amnistía Internacional, la mayoría de los menores de edad reclutados como soldados en el país son varones. Pero también las niñas son reclutadas o alistadas a la fuerza, y a menudo son violadas o sometidas a esclavitud sexual y otras formas de violencia sexual como “esposas” de mandos militares mayores o de alto rango.

 

“Vengo del norte del país, donde el viejo ejército solía venir a causar problemas. Un día vinieron a pegar a mi padre, le ataron las manos y le dispararon. Él sobrevivió, pero yo decidí que no soportaría esto nunca más, así que me uní a los rebeldes. Me dieron una pistola y me enseñaron a usarla. Yo solo soy un niño, pero sé lo que es un conflicto. Yo fui parte de él, he visto cosas horribles; cuerpos mutilados, sin cabeza, mucha sangre... He hecho cosas de las que me arrepiento, pero tienes que comprender que yo era un soldado y no tenía otra opción. Si un general te dice que pares a alguien y le pegues, incluso sin motivo o aunque sean mujeres o ancianos, no puedes decir no,” Namboro se unió a los rebeldes en República Centroafricana con 16 años. Viajó desde el norte hasta la capital, Bangui, donde fue identificado como menor de edad, liberado del ejército y ahora participa en un programa de rehabilitación de Save the Children.

 

Durante el 2013 se han producido algunos avances. Representantes de Naciones Unidas han logrado entablar un diálogo productivo con 21 partes en conflicto y, como resultado, se han establecido 18 planes de acción con fuerzas y grupos armados. El Gobierno de la República Democrática del Congo y las Naciones Unidas firmaron un plan de acción para poner fin al reclutamiento y la utilización de niños. El Gobierno Federal de Transición de Somalia firmó también un plan de acción para poner fin al asesinato y la mutilación de niños, el primer plan de este tipo firmado por una de las partes en conflicto. Por otro lado, el Gobierno de Yemen se comprometió a trabajar con las Naciones Unidas para elaborar medidas concretas y con plazos determinados para acabar con el reclutamiento y la utilización de niños por las fuerzas armadas yemeníes. En Chad, el Gobierno ha intensificado sus esfuerzos con el objetivo de lograr el pleno cumplimiento del plan de acción para poner fin al reclutamiento y la utilización de niños por el Ejército Nacional del Chad, firmado en 2011.

 

Sin embargo, aunque no se conocen las cifras exactas, cada día cientos de miles de niños y niñas participan en conflictos armados, se ven sometidos a situaciones extremas, son utilizados para cometer atrocidades, sufren malos tratos, violaciones o son testigos de asesinatos. No siempre participan activamente en los combates, también se les asignan funciones de apoyo, como ser porteadores de soldados heridos, de munición, ser espías o mensajeros y, en el caso de las niñas, a veces obligadas a servir de esclavas sexuales. Los actos de violencia de los que son testigos o que son forzados a cometer tienen consecuencias muy graves en el desarrollo de estos niños, en su salud física y mental, y puede mermar seriamente su capacidad de tener un futuro mejor si no reciben el apoyo que necesitan.

 

Las organizaciones Alboan, Amnistía Internacional, Entreculturas, Fundación El Compromiso y nosotros solicitamos a los estados que aún no lo hayan hecho, que ratifiquen el Protocolo facultativo de la Convención de derechos del niño sobre la participación de menores en conflictos armados, la herramienta que asegura que ningún niño o niña es utilizado como soldado. El Protocolo aumenta la edad mínima para la participación directa en hostilidades de 15 a 18 años y obliga a los Estados parte a poner en vigor disposiciones estrictas allí donde no se cumpla, impedir el reclutamiento y proporcionar servicios de recuperación a los niños desmovilizados. En la actualidad, 152 países han ratificado este Protocolo. Todavía 22 no lo han firmado ni ratificado y 20 lo han firmado, pero aún no lo han ratificado. España lo ratificó en el año 2002.

 

El compromiso del Gobierno español

 

En nuestro país, el pasado 25 de abril de 2012 el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad una Proposición no de ley relativa a la utilización de niños y niñas soldado en conflictos armados, presentada por el Grupo Parlamentario Popular. Las organizaciones que trabajan contra el uso de niños soldado se han dirigido por carta al Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación solicitando información sobre las acciones concretas que se han puesto en marcha en estos dos años en las líneas de actuación que se proponían:

 

-Impulsar el uso de niños y niñas soldado como tema prioritario contra el que se ha de luchar.

- Aplicar una política exterior coherente con esta prioridad.

- Adoptar medidas para combatir la impunidad de los autores del reclutamiento.

- Tener en cuenta los avances en la erradicación del uso de niños y niñas soldado en la concesión de ayuda al desarrollo a aquellos países en los que se recluten menores.

 

La temática de menores soldados en Naciones Unidas

 

Con motivo del Día Internacional contra el Uso de Niños Soldado y la nominación al Oscar del corto Aquel no era yo, varias organizaciones que trabajan en la temática de menores soldados y que han apoyado la realización del cortometraje se reunirán con representantes de Naciones Unidas en Nueva York. En el acto se proyectará el corto, que trata sobre la problemática de los niños soldado, y contará también con la asistencia del director Esteban Crespo.

 

Fuente: Save The Children España

 
Filipinas: tres meses después del tifón Haiyan PDF Imprimir E-mail
Sábado, 08 de Febrero de 2014 17:34

Con la ayuda de UNICEF y sus aliados, unos420.000 niños de las zonas más afectadas por el tifón Haiyan/Yolanda en Filipinas han podido volver a las aulas en escuelas reparadas, centros provisionales o tiendas de campaña, donde utilizan materiales educativos como escuelas en una maleta o kits de primera infancia y recreativos. La campaña de vuelta a la escuela se va a intensificar de cara al comienzo del nuevo curso escolar en junio de 2014.


Este es uno de los muchos logros para la infancia que se ha conseguido tres meses después de que el tifón devastara el centro del país. Es ahora cuando comienza a volver la normalidad para los niños más afectados por la catástrofe natural.


Sin embargo, queda mucho por hacer para abordar los enormes retos pendientes, como el continuodesplazamiento masivo de familias y comunidades, la destrucción de infraestructuras o el riesgo de que aparezcan brotes de enfermedades como el dengue y el sarampión.


El 8 de noviembre de 2013, el tifón Haiyan arrasó enormes áreas del centro de Filipinas, afectando a 14,1 millones de personas, de las que 5,9 millones son niños. Tras una evaluación de la situación, UNICEF, junto a los gobiernos locales, se centró especialmente en los 40 municipios más afectados, que acogen a cerca de 1,34 millones de personas, incluidos 558.000 niños.


"Nuestro objetivo hasta ahora ha sido el suministro de ayuda vital a los niños y las comunidades más afectadas por el tifón y que están en mayor riesgo", ha dicho Angela Kearney, representante de UNICEF Filipinas. "Estamos logrando un progreso realpero hay que hacer mucho más para restablecer los derechos de estos niños y devolverles la posibilidad de que alcancen todo su potencial. El personal de UNICEF trabaja contrarreloj para proporcionar ayuda de urgencia".

UNICEF ha fortalecido su presencia en las zonas más afectadas para acelerar la entrega de suministros y agilizar el trabajo de apoyo, bajo la coordinación del Gobierno de Filipinas, los aliados humanitarios y los gobiernos locales.


UNICEF y sus aliados están jugando un papel clave en estas regiones, tanto en la restauración del acceso a agua potable y saneamiento, como en la vacunación contra enfermedades peligrosas y el fomento de prácticas saludables en los niños (con la OMS). También trabajan en el tratamiento de la desnutrición en madres y recién nacidos,  en la educación y puesta en marcha de centros de primera infancia, así como en la protección de los niños frente a abusos y explotación.


"Cada día damos más apoyo, intentando asegurar que se satisfagan las necesidades y los derechos de todos los niños", dijo Kearney. "Y ya que estamos apoyando, lo hacemos teniendo un ojo puesto en elfuturo, para garantizar que todo lo que se reconstruye sea más resistente a los desastres, más fuerte ante cualquier calamidad que pueda haber en el futuro."


El plan de respuesta de emergencia de UNICEF incluye la transición desde la primera ayuda de socorro a la recuperación a largo plazo. También comprende el apoyo proporcionado a las instituciones locales y nacionales para asegurar que se cubren las necesidades de los niños como parte de los planes nacionales y locales de respuesta ante desastres.


UNICEF Comité Español ha conseguido hasta la fecha más de 6,7 millones de euros para Filipinas. Miles de personasempresasinstituciones privadas y públicas han apoyado su trabajo durante la primera fase de la emergencia.


Fuente: UNICEF - ¡¡Entra y colabora para ayudar a mejorar la vida de miles de niños!!

 

 
Programa Educativo de "Difusión de los derechos de la Infancia en Castilla y León" PDF Imprimir E-mail
Jueves, 06 de Febrero de 2014 12:37

EL Programa de "Difusión de los Derechos de la Infancia en Castilla y León" es un programa educativo puesto en marcha por la Consejería de Familia e Igualdad de oportunidades a través de la Gerencia de Servicios Sociales, en colaboración con la POI (Plataforma de Organizaciones de Infancia) y cuenta con el apoyo de la Consejería de Educación.

Pretende sensibilizar a los alumnos acerca de sus derechos y deberes, de manera que posibilite su más eficaz disfrute y facilite el pleno ejercicio de los mismos. Se trata de un programa de información y sensibilización en materia de Derechos de la Infancia.

Tiene materiales dirigidos a alumnos de Educación Primaria "Derechos al Buzón" (8-11 años) y a alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria "Aquí entre Nos: Conociendo los Derechos de Adolescentes" y el "Diccionario Práctico: para conocer y entender mejor tus derechos". En ambos casos está disponible una Guía Didáctica de apoyo a los docentes.

La elaboración de todo el material ha sido realizada por gente joven, muy vinculada al movimiento asociativo de la infancia y por tanto, se trata de un material muy cercano a los niños y adolescentes, lo que le hace especialmente atractivo.

http://www.educa.jcyl.es/es/programas/programa-educativo-difusion-derechos-infancia-castilla-leon

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 9 de 30
 

Seminario Stefano Cirillo

Banner

Miguel Delibes

"Para mi, el niño es un ser que encierra toda la gracia del mundo y tiene abiertas todas las posibilidades..."

Con afecto, en memoria de Miguel Delibes, Socio de Honor de REA, que nos acompañó tantos años en la defensa de la infancia y la juventud de Castilla y León.

Banner

DESCARGA REA EN RED

Banner