Rea: Asociación Castellano-Leonesa para la defensa de la Infancia y la Juventud
BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS PDF Imprimir E-mail
Domingo, 13 de Enero de 2008 17:44

La asociación REA os da las gracias por visitar nuestra página Web y espera que encontréis la información que buscáis para poderla utilizar en la mejora del trato a nuestros adolescentes, niños y niñas

 

 

 

 

 
Redes Sociales de REA PDF Imprimir E-mail
Viernes, 30 de Noviembre de 2018 11:00

Os recordamos que la Asociación REA está presente en diferentes Redes Sociales, dónde podéis seguir toda nuestra actividad y ver imágenes y vídeos de casi todas nuestras formaciones.

 

Instagram: @asociacionrea

Facebook: @reacyl

Twitter: @ReaAsociacion

 

Porque en la era digital estar conectados es imprescindible.

 
Jornada "Violencia Vs. Buen trato en la Infancia: Prevención y actuación desde el ámbito sanitario" PDF Imprimir E-mail
Martes, 23 de Abril de 2019 21:43

 

Desde REA, en colaboración con Hermanas Hospitalarias de Valladolid y con el apoyo y financiación de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León, se desarrollará la Jornada "Violencia Vs. Buen trato en la Infancia: Prevención y actuación desde el ámbito sanitario". Nuestro objetivo es reflexionar sobre el papel de lxs profesionales sanitarios en la prevención, detección y notificación de situaciones de riesgo de maltrato.
Se celebrará el próximo día 11 de junio de 2019 en el Hospital Benito Menni de Valladolid.
Os podéis inscribir en el siguiente enlace (necesaria la inscripción previa): Formulario inscripción
Agradecemos la difusión de la Jornada entre vuestros contactos.

 

 
Invitación a la presentación de la Campaña Escolar Tú cuentas ¿me cuentas? PDF Imprimir E-mail
Lunes, 21 de Enero de 2019 11:45

Desde el Grupo Magis del colegio San José y REA (Asociación para la defensa de la infancia y la juventud) tenemos el gusto de invitarle a la presentación de la campaña escolar Tú cuentas ¿me cuentas? que celebraremos el próximo miércoles 23 de enero, a las 11:00h. en la sala de conferencias del colegio San José.

Daremos a conocer el proyecto de sensibilización sobre el acoso infantil y juvenil que protagonizará el próximo Día de la Paz del 30 de enero.

Para ello proyectaremos, por primera vez, el vídeo de concienciación en el que han participado deportistas, escritores, periodistas y vallisoletanos comprometidos con nuestra acción de sensibilización.

ACTO DE PRESENTACIÓN

• 10:45h Recibimiento a los invitados en la sala de conferencias.

• 11:00h Foto de los asistentes, colaboradores del proyecto escolar.

• 11:10h Presentación y proyección del vídeo de sensibilización de la canción TÚ CUENTAS, adaptación de Cada día de Celtas Cortos e interpretada por el Grupo Magis del colegio San José y CEIP Kantic@

• 11:15h El director del colegio San José, Carlos Entrambasaguas, el coordinador del Grupo Magis, Álvaro Fernández, y el representante de REA, Antonio Rodríguez, compartirán los objetivos educativos de la campaña Tú cuentas ¿me cuentas?

Nos encantaría poder contar con su presencia o, en caso de que no fuese posible, con la de alguna persona que acuda en su representación.

Podéis descargar la invitación aquí: Invitación a campaña escolar Tú cuentas ¿me cuentas?

Podéis confirmar vuestra asistencia en este correo:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 
Más allá del moratón PDF Imprimir E-mail
Lunes, 16 de Junio de 2014 10:11

Si un niño que iba bien en el colegio empieza a obtener malos resultados, si vuelve a hacerse pis a una edad en la que, se supone, ya controlaba esfínteres, si se niega a regresar del colegio a casa o a ir junto a algún adulto en concreto o si tiene problemas en la dentadura, por ejemplo, ojo. Ojo porque ese cambio de conducta o esas anomalías físicas pueden ocultar un problema de fondo tan grave como el maltrato esporádico o reiterado, una serie de agresiones que pueden pasar desapercibidas por la Administración si nadie se percata de los indicios o, lo que es más frecuente, si quien se da cuenta no se atreve a acudir a los servicios sociales para que investiguen y, llegado el caso, tomen medidas.

 

La Asociación Castellano-Leonesa para la Defensa de la Infancia y la Juventud (REA) trabaja en el ámbito de la prevención y la sensibilización ante situaciones de desprotección de los menores y la vocal de Burgos, Rebeca Manso, explica que uno de sus cometidos es informar acerca de cuándo se debe intervenir. «Nosotros intentamos que se sepa cómo detectarlo y dónde acudir. Que si alguien no se ve con fuerza para actuar, al menos pida ayuda en el sitio adecuado. No decimos que se hagan denuncias a lo loco, pero sí intentamos que en los colegios, por ejemplo, sepan en qué hay que fijarse», afirma Manso, destacando que el cambio de conducta es uno de los factores que antes tienen que levantar sospechas y provocar que se haga seguimiento durante un tiempo para, si es el caso, acabar recurriendo a los servicios sociales.

 

Y una vez que el asunto ha llegado a ese nivel, se trata de confirmar o descartar el supuesto maltrato. En este sentido, la técnico de Infancia en el Ayuntamiento de Burgos Inmaculada Valderrama afirma que se determina que ha habido maltrato «cuando es algo reiterado, de intensidad alta o cuando se emplea como forma habitual de controlar al niño el dejarlo sin comer, el castigarlo dejándolo solo en algún sitio... Tenemos una escala y vamos viendo qué factores se cumplen. Es decir, una bofetada es violencia, pero por sí sola no constituye maltrato. Es algo complejo», apunta.

 

En esa determinación de existencia de maltrato es fundamental la opinión médica y no solo para que se examine lo evidente en el momento en el que llega el caso, por así decirlo, sino para que se haga un informe más completo y que incluya toda la información posible de presente y pasado. Así, el pediatra del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) José Manuel Merino explica que cuando se quiere probar o descartar un caso a petición de los servicios sociales, se suele ver en el área de Urgencias y en varias fases. Por una parte, se intenta crear una «atmósfera agradable», para que el niño o la niña estén lo más relajados que sea posible y mediante conversaciones informales, conseguir que hablen y cuenten cosas que puedan dar algunas pistas previas a la exploración física o al mismo tiempo. En ese sentido, Merino explica que con el examen físico no se trata solo de ver si hay agresiones, sino que también sirve para «dar una idea de cuál es el nivel de cuidado e higiene del niño», porque puede ser que no exista agresión física, pero sí desatención o lo que los servicios sociales denominan «negligencia».

 

Junto al forense. En cualquier caso, durante la exploración se examina detalladamente la piel en busca de posibles lesiones o hematomas de origen no accidental, el cuero cabelludo para ver marcas o cicatrices y también hay un examen detallado de la zona genital y anal, para atisbar lesiones fruto del abuso. En estos casos en los que, bien porque así lo ha explicado el niño o bien porque se sospecha que la agresión es sexual, el examen se hace en compañía de un forense, que se encargara de hacer la pericia oportuna para presentar durante un juicio. Y si la víctima del abuso ya es adolescente, se le practica también una prueba de embarazo y otra para descartar contagio de hepatitis o VIH.

 

Sin embargo, hay ocasiones en las que las víctimas son todavía bebés o tan jóvenes que no saben explicar con palabras qué les ha ocurrido y haya que recurrir a otros métodos para descubrirlo. De hecho, si tienen menos de dos años se les hace un estudio radiológico o un escáner para localizar fracturas o lesiones producidas en el pasado, u otras pruebas que a juicio del especialista puedan llegar a ser determinantes.

 

Una vez que se dispone de toda la información, el profesional dictamina si se ha producido maltrato o no. «Hay que tener en cuenta que en ocasiones se encuentran hematomas en zonas poco habituales, pero antes de dictaminar que sean fruto de malos tratos hay que descartar otras causas como un trastorno en la coagulación de la sangre», explica José Manuel Merino, destacando que el informe se acompaña de un análisis de sangre. «Y hay veces en las que pueden ser necesarias más pruebas y decidimos ingresar. O si creemos que el menor está en una situación de riesgo, tomamos la decisión de protegerlo con el ingreso en el hospital», explica este pediatra del hospital, que también pertenece a la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria (Sepeap), organización que considera que el maltrato infantil debería reconocerse como un «problema de salud pública».

 

Sin embargo, hay otras veces en las que los especialistas de los servicios de urgencias tienen que atender a un menor sobre el que no hay una sospecha de haber sido víctima de maltrato, aunque sea el caso. El responsable de urgencias pediátricas del HUBU, Gregorio de la Mata, explica que en esas situaciones las alarmas saltan cuando se detectan signos físicos que hagan pensar que la causa no es accidental y si es el propio niño quien acusa a uno de los progenitores de las supuestas lesiones o de los abusos. E, igualmente, de la Mata explica que hay veces en las que es la madre quien apunta al padre o viceversa. Y en todos esos supuestos el procedimiento es el inverso: son las Urgencias quienes dan parte a los servicios sociales para que inicien la investigación pertinente que permita descartar o constatar las agresiones y abrir el consiguiente expediente.

 

Fuente: Diario de Burgos.

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 26
 

Seminario Stefano Cirillo

Banner
Banner

DESCARGA REA EN RED

Banner